Visita en bici a nuestros vecinos del norte.

Para los valencianos, la provincia de Castellón es como la hermana pequeña de la familia. Cercana y entrañable, y muy bien comunicada con la capital, tanto por tren como por carretera.

¿Quieres conocerla y disfrutarla?


Selecciona tu ruta

Una visita al P.N Desert de les Palmes bien merece el esfuerzo de la subida. Las vistas desde arriba y la bucólica bajada nos llenarán de asombro, y el relajante paseo a orillas del mediterráneo nos dará la paz.
Al sur del Grao de Castelló nos espera una playa secreta junto a la desembocadura del río Mijares. Remontamos después su cauce hasta la ciudad de Onda e iniciamos el regreso salvando las últimas colinas del Espadán.
Esta bici-ruta propone llegar a Ribesalbes, darle la vuelta completa al pantano de Sitjar y volver por Onda a Vila-real. Por supuesto alejados de fábricas y contaminación.
Mascarell, Muntanyeta de Sant Antoni, Peñas Aragonesas, Artana y Santa Cristina: Lugares singulares unidos en un recorrido de ida y vuelta por valles de sorprendente belleza.
La costa sur de Castellón es la gran desconocida de los valencianos. Abundan urbanizaciones con solera, de casas bajitas y edificios de poca altura, antiguos, con sabor «vintage», y son muchos los tramos sin urbanizar.

He diseñado estos itinerarios para recorrer la comarca de la Plana sin adentrarme demasiado en sus agrestes montañas. La sierra de Espadán cuenta con su sección específica que aprovecha la línea de Cercanías a Caudiel para ganar unos cientos de metros de desnivel y hacerla más llevadera. Más abajo encontrarás el enlace.


Recorriendo en bici la provincia de Castellón.

La comarca de la Plana

La provincia de Castellón, al norte de la de Valencia, es grande en extensión, casi tanto como la de Valencia. El 76% de sus habitantes se concentra cerca de la costa, en las fértiles tierras agrícolas de la comarca de la Plana.

La ciudad de Castellón está situada a poco más de 60 Km de la de Valencia y muy bien comunicada por carretera y tren de cercanías. Resulta fácil acceder y sin embargo para muchos de los valencianos es una gran desconocida.

Las zonas industriales de Vila-real, Onda, l’Alcora, etc han experimentado un inmenso desarrollo en los últimos tiempos pero su economía y su carácter siguen, a mi juicio, basados en el respeto a las tradiciones agrícolas y familiares.

La mayoría de las bici-rutas que he trazado por la comarca de la Plana discurre entre campos de naranjos y mandarinos, buscando esos pueblos, ermitas y valles peculiares que merece la pena conocer.

Especial atención he prestado a la costa y a las primeras estribaciones de sus grandes macizos montañosos que ofrecen paisajes agrestes y rincones preciosos.

Espero que los disfrutéis tanto como yo he disfrutado explorando.

Por cercanía y, aunque están descritas en secciones distintas, no es mala idea que echéis un vistazo a esta sección de bici-rutas por los montes cercanos: