La naturaleza de la bicicleta eléctrica.

Bici-rutas de montaña para los electro-ciclo-excursionistas y para apasionados del BTT muscular en plena forma. 

La bici adecuada para realizar estos recorridos dispone de doble suspensión y ruedas anchas para rodar con comodidad en cualquier terreno.

En muchas de mis propuestas son necesarios 1.000 W (vatios) de batería para hacerlas con tranquilidad. No hay nada peor que ir preocupado por quedarnos sin carga a mitad de ruta. La solución es llevar una segunda batería de repuesto. Esto permite, con un esfuerzo llevadero, afrontar etapas de hasta 2000 mts de desnivel y 80/100 Kms. 

Con este equipamiento no es necesario ser un superhéroe o tener una forma física extratosférica para completar las bici-rutas que propongo en esta sección.

Bici-rutas e-BTT para amantes de la naturaleza.

Los itinerarios que describo son rutas de montaña de unos 1.500 mts de desnivel acumulado y unos 60 o 70 Kms de recorrido. Elijo rutas que recorren parajes de singular belleza paisajista y natural.

Advertencia: Las condiciones en montaña pueden cambiar debido a grandes tormentas que rompen los caminos.

No puedo hacerme responsable de cambios surgidos en los itinerarios, ni de ningún otro percance que pueda tener quien decida seguir estos tracks.


Rutas circulares a las que se llega con vehiculo privado.

Una ruta por el Alto Turia

El nacimiento del Río Tuéjar, en el centro de la comarca de los Serranos, es el punto de partida para una exigente ruta eBTT.

Empezamos subiendo, primero poco a poco y luego de forma más decidida, por una buena pista. Las vistas aéreas pronto se hacen espectaculares y el camino transita por valles poblados de espesas pinadas.

Salimos de Titaguas subiendo de forma decidida y entramos en Aras de los Olmos por un precioso sendero entre construcciones de piedra seca.

Luego nos dirigimos a recorrer el valle del Alto Turia. La belleza de sus profundos acantilados y la preciosa estampa del agreste valle justifican un recorrido.

Bajamos al río en un par de puntos: La Caballera y Azagra. No hay un camino ciclable directo porque el río se introduce en un angosto desfiladero labrado en la piedra.


Kilómetros de senda fácil por sitios preciosos.

Empezamos ascendiendo la sierra de Mira por dentro del bosque. Una vez arriba, después de extasiarnos con unas vistas increíbles, disfrutamos de la bajada por una amplia pista y unos pocos kilómetros de asfalto hasta Mira. Un buen almuerzo aquí que bien merece que reanudemos la marcha haciendo lo más bonito y definitorio de esta ruta: El desfiladero del río Mira.

Otra razón para cambiar el sentido de esta ruta circular que propone Rutadura es no hacer la senda del río Mira al principio, dando tiempo al sol para que se levante y nos caliente por dentro del precioso desfiladero.

Terminamos con un paseo por pistas entre campos que nos trae de vuelta a Camporrobles. Ni un solo roble hemos visto pero, en febrero, la inmensidad de hectáreas de almendros en flor nos hizo pensar que esta zona es un trocito del cielo.


Los cañones del Turia

El embalse es un lago artificial pero, por muy artificial que sea, no deja de ser un lago enorme encajado entre impresionantes montañas. Vegetación boscosa de pinos y encinas tapizan las laderas de unos montes que bajan a beber sus aguas.

Empezamos recorriendo un lateral del pantano, desde la presa hasta su cola por una pista ancha a media ladera. Cuando desaparecen las aguas, subimos por un valle hasta Sinarcas.

Seguimos recorriendo la sierra del Negrete hasta Benagéber y luego, subiendo un poco más, nos asomamamos a los cañones del Turia.

El serpenteante río Turia discurre quinientos metros más abajo. Impresionante la bajada hasta llegar al camino de servicio de la presa que nos lleva de vuelta al punto de inicio.


Ida y vuelta al Paraíso

Esta bici-ruta circular empieza y termina en la pequeña aldea de Abejuela, a las puertas del Javalambre.

La vegetación es de bosque mediterráneo con pinos, encinas, enebros y sabinas.

Vamos a ir un tramo por una altiplanicie agrícola, muy abierta y llana, con el pico de Javalambre en el horizonte que se ve imponente con sus más de 2.000 m de altura.

No vamos a llegar tan lejos. Después de hacernos una idea del entorno, nos desviamos por el barranco de las Fuentes en dirección a Manzanera.

En el valle del río Olmos, unas peculiares formaciones rocosas con impresionantes cuchillares y pináculos dotan al camino de un interés paisajista singular. 

El Balneario del Paraíso nos acoge con su sabor vintage antes de iniciar el camino de vuelta a Abejuela.


El P. N. Pinar de Rodeno cerca de Albarracín

Recorremos la sierra de Albarracín por el paraje conocido como «Los Pinares de Rodeno». En ella vamos a visitar muchos lugares sorprendentes. La misma sierra ya es impresionante por sus formaciones rocosas y su vegetación.

Conoceremos parajes como las lagunas del Pinar y Bezas, el campamento Maqui escuela de Rodeno, las pinturas rupestres de Tormón y la casa forestal de Ligros.

Ascenderemos a la Peña de la Cruz de 1.535 metros, desde dónde podremos contemplar la sierra en toda su extensión con una panorámica de 360 grados.

Hay un tramo, justo cuando salimos del campamento de los Maquis, que seguramente lo tendremos que hacer empujando la bici, por su dificultad técnica y su desnivel. Son unos cien metros complicados, pero lo que veremos después justifica esta dificultad.


Rutas lineales utilizando el tren de cercanías.

Lo más representativo del Espadán.

Partiendo de la estación de tren de Soneja, esta bici-ruta va a recorrer lo más significativo del P.N. del Espadán: El barranco de la Mosquera y la ladera sur del Pico Batalla. Cruzaremos la sierra por el puerto de Eslida, a cuya cima llegamos por una pista forestal que recorre la ladera sur a media altura, y ofrece unas vistas espectaculares sobre el valle del Palancia.

Descenderemos a toda velocidad por la sinuosa carretera que lleva a Eslida, un precioso pueblo cuyas calles empinadas y reviradas son todo un reto del descenso.

Descenderemos a la Plana por el paso de las Peñas Aragonesas. Encontramos los primeros campos de cítricos y viramos hacia el mar en dirección a Betxí.

Camino de Nules subiremos a visitar la Ermita de San Antonio Abad, situada en un montículo en medio de los campos. Recorreremos por caminos entre naranjos el último tramo hasta Nules.


Por el P. N. de Chera

Siete Aguas es la puerta de acceso al altiplano de la Luna. Haremos un recorrido espectacular en tierra de nadie hasta el pantano del Buseo.

Seguimos aguas abajo, por un estrecha carretera llena de curvas que desciende hasta Sot de Chera y luego a Chulilla.

Fuera ya del valle del Turia, siguiendo el antiguo camino entre Bodegas de Vanacloig y Gestalgar, iremos por vías pecuarias a buscar el valle del Turia más abajo.

Justo antes habremos podido disfrutar de una revirada bajada por dentro de un precioso y pelado barranco.

Casi llegando a Bugarra nos desviamos por un camino que nos lleva a la Fuente Fortuna. Un tramo con algo de dificultad y tomamos un enlace de caminos y pistas en buen estado para llegar a Llíria entre lomas y campos.

El placer de llegar en bici donde quieras.

El gran invento la bici eléctrica ha llegado para quedarse. Sierras, macizos y valles profundos que eran del todo inaccesibles para mí son ahora posibles gracias a este invento.

Procuro evitar el asfalto siempre que puedo. La rutas descritas transitan mayormente por caminos forestales de tierra y sendas no demasiado difíciles.

Tengo que agradecer al gran maestro #anibal que me enseñara tanto paráje escondido. El tiene cientos de rutas publicadas en Wikiloc y salgo con él a menudo. Pero como ocurre con muchos beteteros extremos, sus propuestas son demasiado técnicas para muchos.

Las rutas que propongo son 100% ciclables y están pensadas para aficionados con una cierta destreza sobre la bici en montaña.