De Caudiel a Nules por Gaibiel, Algimia de Almoacid y Onda

publicado en: Periféricas | 0

La bici-ruta de los pueblos serranos.

Unir Caudiel con Gaibiel sin dar la gran vuelta que supone hacerlo por carretera ya justifica esta bici-ruta. Ir de Gaibiel a Tales es imposible si no es por la carretera que recorre los valles,  carreteras de montaña sin apenas tráfico, eso sí.

He parado en todos los pueblos del camino a cada cual más bonito: Gaibiel, Matet, Algimia de Almoacid, Alcudia de Veo, Veo y Benitandús.

La única dificultad montañosa es el puerto de la Nevera y no es demasiado duro, unos 200 m de desnivel positivo en 6 Km desde Algimia de Almoacid. Después solo queda descender a tumba abierta por el cañon del río Veo hasta Tales.

Desde Tales he realizado una variante preciosa hasta Onda, pero cuidado, hay que cruzar por un vado inundable antes de Artesa. El río baja normalmente seco, pero si ha llovido mucho recientemente y lleva mucha agua no podremos pasar. En este caso, de Tales a Artesa por la carretera y retomamos la ruta.

Desde Onda vamos a recorrer caminos entre naranjos hasta llegar a Nules a coger el tren de cercanías para volver.

 

Descripción de la ruta

Longitud: 61,2 Km          Desnivel acumulado: 685 m↑ y 1.282↓

Tipo de Firme: Asfalto          Dificultad: Difícil

Esta ruta la podéis descargar en vuestro navegador o estudiar con más detalle desde mi página de Wikiloc.

https://es.wikiloc.com/rutas-mountain-bike/de-caudiel-a-nules-por-gaibiel-alcudia-de-veo-y-onda

Partimos de la estación de tren de Caudiel, cruzando el pueblo por su centro para tomar un café en la plaza. Salimos a la carretera principal que va a Montanejos. A pocos metros vemos la señal que indica el comienzo del tramo de la Vía Verde de Ojos negros. Vamos a recorrerla durante unos pocos kilómetros antes de desviarnos a coger un camino precioso que nos llevará a Gaibiel.

En Gaibiel tenemos que tomar la carretera que va a Algimia de Almoacid. He tratado como siempre de buscar rutas alternativas pero lo que he encontrado, aunque muy bonito, no tiene sentido por el desnivel que acumula. Así pues, no hay más remedio que coger la carretera, amplia y bien asfaltada pero con escaso tráfico.

Merece la pena rodar un poco por el interior de los núcleos urbanos; Gaibiel, Matet, Algimia de Almoacid y Alcudia de Veo cuentan con una arquitectura y urbanismo rural digno de disfrutar.

La sierra Espadán se manifiesta en todo su esplendor cuando ascendemos hacia el puerto de la Nevera. Sus bosques de Alcornoques, sus escarpadas montañas, sus riachuelos y valles son un regalo para nuestro espíritu ecologico y naturalista.

Una pena que desde el collado de la Nevera solo tengamos ojos para la carretera. La trepidante bajada y la enlazada de curvas se disfrutan rodando a toda velocidad. No te puedes encantar contemplando el paisaje a no ser que hagas alguna parada. En Benitandús hay un embalse que regala unas vistas preciosas, tanto del río como de las montañas que lo enmarcan.

Los órganos de Benitandús

 

El descenso acaba en Tales, un pueblo que recorremos por el centro para evitar la carretera. La carretera a esta altura ya ha recogido algo más de tráfico y intentamos evitarla por un itinerario percioso que va por el otro lado del río hasta Artesa. Lo dicho, si el río lleva mucha agua no podremos cruzar el vado y habrá que volver a Tales.

Siguiendo el itinerario llegamos al museo de Ciencias naturales de Onda. Tampoco aquí hay alternativa a la carretera, pero son unos cientos de metros que podemos hacer por un carril bici aledaño. Enseguida nos desviamos por las afueras de Onda, pasamos junto al Museo del Taulell, dedicado a la cerámica propia de la zona. Pronto nos desviamos por caminos entre naranjos que nos llevarán a Betxi y desde allí a Nules sin tocar carretera.

Regreso en tren hasta Valencia desde Nules.

Aquí podéis consultar los horarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *