De Moixent a Alcira por Vallada, Xàtiva y Barxeta

publicado en: Periféricas | 0

En bici por la Toscana Valenciana

Entre los montes de Enguera y Onteniente discurre el valle del río Canyoles. Esta zona, conocida como la «Toscana Valenciana», es la que vamos a recorrer camino de Xàtiva. Continuaremos bajando hasta Barxeta antes de terminar en la capital de la Ribera Alta.

Descripción de la ruta y enlace de descarga

¿Cómo descargar la ruta en el navegador? 

Planifica tu salida – Horarios Rodalies València

Un recorrido cicloturista entre viñedos y frutales.

Hace poco que el tren de cercanías vuelve a llegar a Moixent despues de años con la vía cerrada desde Alcudia de Crespins. Vamos a aprovechar la circunstancia para visitar la zona conocida como la Toscana Valenciana.

Bancales y terrazas encaramadas a las faldas de la montaña repletas de viñedos. Iremos a media altura siguiendo la vía Augusta a tramos, con vistas muy abiertas sobre el valle del río Canyoles. Un precioso paseo sin desnivel por caminos poco frecuentados hasta Xátiva.

Subiremos a las faldas de su famoso castillo y recorreremos su centro histórico en un paseo urbano muy interesante.

Inevitablemente, seguir hasta Genovés obliga a tomar un tramo de carretera para salvar el río Albaida. Un par de kilómetros que podemos hacer por su amplio arcén preparado para ciclistas.

En Genovés tomamos un camino estrecho que serpentea entre lomas hasta Barxeta. Luego seguimos a Rafelguaraf y Carcaixent para terminar en Alcira.

Detalles del trazado.

Por la Toscana Valenciana.

Siempre me llamó la atención este apelativo. Pese a no conocer la región italiana a la que hace referencia, solo el nombre ya hace soñar con una bucólica campiña vitivinícola. En realidad, según he leído, no se parece mucho a la Toscana italiana. Qué más da, consiguieron lo que querían: llamar la atención sobre el paisaje y atraer el turismo enológico.

El valle del río Cañoles, seco la mayor parte del año, se extiende longitudinalmente flanqueado por las sierras de Enguera y Vallada. Es el camino natural que une la comarca dels Alforins y la Costera. Por aquí discurren las infraestructuras viarias que conectan Valencia con el interior de Alicante y Albacete.

Vamos a recorrer con nuestra bici un terreno dominado por terrazas dedicadas al cultivo de la vid. Su microclima fresco y seco produce unos excelentes caldos reconocidos internacionalmente.

Vamos a prestar atención a los núcleos urbanos que encontramos en nuestro camino. Visitaremos las localidades de Moixent, Vallada, Canals, Alcudia de Crespins y Xátiva, pueblos encaramados a las suaves laderas de la «Serra Grossa»

De Moixent y Vallada hasta Xátiva

Utilizamos para ir el tren de cercanías, que después de muchos años en los que parte del trayecto se hacía en autobús, llega por fin hasta Moixent. Lo primero un paseo por Moixent callejeando rincones que rezuman historia. Salimos de la ciudad ya entre viñedos, manteniendo altura a media ladera, por estrechas carreteras que la conectan con la vecina localidad de Vallada.

Seguimos en parte el denominado «Camino de Levante» dentro de la red de itinerarios del «Camino de Santiago». Iremos por carreteras pecuarias que, sin embargo, tienen algo de tráfico por ser utilizadas de conexión local entre los pueblos de la zona.

Enormes caserones que hoy día son reputadas bodegas jalonan el itinerario. Las vistas son impresionantes y el paisaje de viñedos, cambiante según la época del año, permite una amplia perspectiva de todo el valle.

Valle del río Canyoles

Llegaremos a Vallada, ciudad que también callejeamos por puro placer de conocer. Y seguimos, ya descendiendo a buscar el fondo del valle, hasta las localidades de Canals y Alcudia de Crespins.

En este punto, un tramo de senda llana entre campos en barbecho nos lleva a la aldea de Aiacor. Luego, bajamos para volver a cruzar el Canyoles y superar diferentes vías y autopistas antes de llegar a otra pequeña aldea llamada Anahuir.

Estamos ya cerca de Xátiva, la capital de la comarca de la Costera. Entramos por arriba, entre las casas y las paredes de la loma del Castillo. Subiremos un poco hacia el Castillo, concretamente hasta la iglesia de Sant Josep, para contemplar desde arriba la ciudad de Xàtiva.

La ciudad de Xàtiva desde Sant Josep
Xàtiva, Genovés y Barxeta.

Desde Sant Josep bajamos directos al centro de la ciudad de Xàtiva por un viejo camino adoquinado. La pendiente es pronunciada y a tramos encontramos escalones parecidos a bordillos, pero que se pueden bajar sin problemas con bici.

El barrio antiguo de Xàtiva es de esos que cortan el hipo. Las estrechas calles rezuman historia antigua. El rey Jaime I ya la recorría antes que nosotros, y tiene una basta he interesante historia a sus espaldas. Judíos, moriscos, cristianos, familias influyentes como los Borgia… Todo un crisol de culturas que han conformado la preciosa ciudad que recorremos hoy día en bici.

Dejamos Xàtiva en dirección a Genovés. He intentado no tocar carretera pero hay que cruzar el río Albaida y sólo se puede por un puente. Van a ser un par de kilómetros por la carretera CV-610. Un amplio arcén contiguo, excepto los cincuenta metros del puente que no ha sido ampliado, nos permite rodar con seguridad.

Pronto llegamos a Genovés y nos desviamos ya por caminos secundarios. Vamos a recorrer una parte de la comarca muy interesante y desconocida. Un enlace de carreteritas entre campos y lomas boscosas nos va acercando a Barxeta. No hay mucho desnivel, sólo el continuo sube y baja necesario para ir cruzando riachuelos y algunas pinaditas muy interesantes.

Barxeta aparece de pronto, escondida detrás de una loma y no es mal sitio para hacer una parada de refrigerio.

Camino de Carcaixent y Alcira.

Dejamos Barxeta y enfilamos ya en dirección norte hacia la comarca de La Ribera Alta.

La antigua carretera de Rafelguaraf discurre paralela a una alta sierra que separa la Costera de la Valldigna. Protegidos en sus faldas, circulamos a cierta altura todavía lo que nos da una excelente perspectiva de la zona que atravesamos.

En Rafelguaraf, pueblo en el que no me he detenido, retomamos la antigua vía Augusta. Entre campos, vamos acercándonos a las industriosas ciudades de Carcaixent y Alcira. Un tramo de esta vieja carretera conserva todavía el adoquinado que se utilizaba antes de que el alquitrán se convirtiera en el firme de referencia.

El pavés

Pese a que está muy liso, el viejo y desgastado pavés no deja de ser un incordio de vibraciones. En cuanto he encontrado escapatoria por caminos secundarios he preferido desviarme por caminos pecuarios. Quizá no es tan bucólico como el pavés de esta carretera que llega hasta Carcaixent, pero sí más cómodo de rodar.

La ciudad de Carcaixent también tiene su barrio antiguo con sus callejuelas estrechas y reviradas. Una vuelta por el centro histórico y retomamos la vía Augusta hasta la ciudad de Alcira.

Esta bici-ruta no entra en Alcira, que ya he visitado en las rutas por la Ribera. Por las afueras de la ciudad llegaremos a la estación de tren que nos lleva de vuelta a casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *