De Siete Aguas a Llíria por Gestalgar y Bugarra

publicado en: Periféricas | 0

Las montañas y el Turia

A Siete Aguas podemos llegar en tren de cercanías ganando unos 600 m de altitud. Esto nos permite recorrer la zona en bici sin grandes desniveles. A la salida del pueblo nos espera una subida corta pero dura para llegar al altiplano de las Cabrillas. Exceptuando esta primera dificultad podemos dar una vuelta de más de veinte kilómetros sin grandes esfuerzos hasta llegar a su lado Norte de la sierra. Aquí encontraremos una espectacular carretera que desciende hasta la profunda garganta del Turia entre Chulilla, Gestalgar y Bugarra.

Así pues, después de visitar parajes como el de la fuente de la Vallesa y hacer un cómodo itinerario por la sierra, iniciamos la trepidante bajada de 400 m que termina en el alto de Gabaldón, todavía a 407 m de altitud. Este es el punto más alto de la carretera que une Chiva con Gestalgar. Desde aquí arriba podemos decantarnos por bajar hacia ambos lados. En este caso visitamos Gestalgar y Bugarra, dos pequeños pueblos bañados por el Turia.

De Bugarra aún nos quedarán más de veinte kilómetros hasta poder coger el metro en Lliría. Es una buena alternativa para hacer esta bici-ruta un poco más llevadera. Aunque el desnivel se va acumulado y parece mucho, no es excesivamente dura.

Descripción de la ruta

Longitud: 67,8 Km          Desnivel: 808 m↑ y 1.298 m↓

Tipo de Firme: Asfalto y pista forestal.          Dificultad: Moderado

Gráfico de altitud / distancia

Esta ruta la podéis descargar en vuestro navegador o ver con más detalle desde mi página de Wikiloc.

https://es.wikiloc.com/rutas-mountain-bike/de-siete-aguas-a-lliria-por-gestalgar-y-bugarra

El punto de inicio en Siete Aguas.

Si cogemos el primero, el tren de cercanías nos deja a las nueve y pico a unos dos kilómetros del pueblo. En Siete Aguas haremos la primera parada por si apetece tomar café, almorzar o coger provisiones para la ruta.

De allí a la Fuente de la Vallesa tenemos la subida más importante de esta Bici-ruta. El acceso a la fuente se puede hacer por al menos tres caminos distintos. Son algo más de 200 m de desnivel en cuatro kilómetros vayas por dónde vayas. En este caso, he elegido una pista forestal bien arreglada que te lleva a la parte alta de la sierra. Se accede desviándose después de salvar una dura pendiente al inicio de la carretera que lleva al aeródromo.

La pista forestal tiene la gracia de que, pese a la dura pendiente, tiene descansitos en los que se dulcifica el desnivel cada poco, haciéndola más llevadera. No llevaremos ni diez kilómetros y ya estamos a 880 m de altura. Ya solo nos queda llanear y bajar, aunque el desnivel se irá acumulando por las pequeñas y continuas subidas y bajadas que encontraremos por todo el recorrido.

Pista de subida a la sierra
La sierra de las Cabrillas y la fuente de la Vallesa.

Una vez llegamos a lo más alto, descubrimos una altiplanicie inmensa jalonada de montañas que sobresalen de ella. Estamos en la sierra de la Cabríllas.

Por estos valles vamos a recorrer bastantes kilómetros sin desniveles apreciables, por pistas en muy buen estado. Por lo llano que es el tramo, si ha llovido recientemente, podemos encontrar muchos charcos. Por lo demás, son unos quince kilómetros apacibles por una zona de bosquecillos y matorral bastante agreste y despoblada. El paraje central de esta zona es la fuente de la Vallesa y su zona de pic-nic.

La pista se vuelve asfaltada poco antes de asomarnos al valle del Turia desde considerable altura y con unas vistas espectaculares.

Por la sierra de las Cabrillas
La gran bajada hasta Gestalgar.

Cuando vemos desde lo alto el profundo valle que tenemos a los pies, ya nos vamos imaginando como va a ser la bajada. Nada menos que unos 500 m del tirón que perdemos de altitud hasta Gestalgar, por una carretera casi para nosotros solos.

La carretera

No obstante, propongo tomarlo con calma porque las vistas son impresionantes. Demorarse, recrearse y disfrutar del entorno, que nuestro esfuerzo nos a costado llegar hasta aquí.

El Valle del Turia
Gestalgar y Bugarra.

Son dos pequeños pueblos junto al río Turia. En invierno son cuatro gatos, pero en verano su población aumenta considerablemente por los veraneantes. Aun así he encontrado bares por si queremos hacer un refrigerio y los he marcado en el track.

Gestalgar

La carretera principal que los une, aparte de subir mucho para después bajar, es ancha y rápida, algo que no nos gusta. Hay una carreterita por el otro lado del río que nos lleva sin tráfico y sin demasiado desnivel. Exceptuando algunas rampas y pendientes que tenemos para salvar los dos o tres barrancos que desembocan en el río. Seguimos acumulando desnivel, pero al ser pendientes tan breves apenas nos cansan.

En Bugarra hay un paraje en el río apto para el baño y para el paseo. Yo me he dado una vuelta por los caminos que siguen el río, pero hay que volver y salir del valle por el centro del pueblo. Desgraciadamente, tenemos que hacer un tramo por la carretera en subida para salir del valle, pero nos desviamos en cuanto podemos nada más empezar a bajar.

Paraje junto al río en Bugarra
Camino de Llíria a coger el metro.

Desde Bugarra aun nos quedan más de veinte kilómetros hasta llegar a Lliria. Los vamos a hacer por carreteras secundarias que dan un poco de vuelta buscando no acumular más desnivel. Aun así no es llano y si vamos a hacer algunas subidas que se nos van a ir acumulando en las piernas. Es momento de disfrutar de plantaciones agrícolas, canteras de áridos, masías y urbanizaciones. Vamos en dirección a la capital del Camp del Turia donde cogeremos el metro para volver a Valencia.

Quien quiera puede seguir aunque, más de 800 m de desnivel acumulado y 68 km son suficientes para mí.

Ruta realizada con el grupo BGF en abril de 2019

Vídeo de Teresa Mateu Tomás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *