Bici-rutas pensadas para conocer la ciudad de Valencia y su área metropolitana.

Una ciudad de dimensiones humanas

Valencia es una ciudad cuyo clima y orografía se consideran ideales para circular en bicicleta. La huerta circundante y su línea costera enmarcan un espacio metropolitano de alto valor paisajista.

Rutas metropolitanas y rutas temáticas.

Pulsa sobre cada chincheta para desplegar la ficha de la ruta. Más abajo están todas las fichas técnicas y pulsando sobre el título de la ruta accederás a la entrada correspondiente. También puedes acceder directamente al enlace de Wikiloc o abrir el mapa en Google Maps.

Mapa de rutas Metropolitanas
Valencia circular por Más Camarena y la Vallesa Valencia circular por l’Horta Nord / Moncada Valencia circular por l’Horta Nord / Massamagrell Circuito metropolitano de l’Horta Valencia circular por l’Horta Sud / Picassent Valencia Circular – Vuelta a la Albufera Valencia circular por Sierra Perenchiza

Valencia circular por Más Camarena y la Vallesa

En bici por el monte del área metropolitana.

Esta es una ruta para disfrutar como chiquillos haciendo el cabra muy cerca de Valencia. Aprovechamos para ir por los carriles bici que conectan la ciudad con el Campus de Burjassot, y continuamos más allá hasta cerca de Kinepolis.

Dejamos aquí los carriles bici y nos adentramos en una urbanización para salir por el otro lado en dirección a Mas Camarena. Aquí se acaba el asfalto. Caminos de tierra y calles entre chalés nos llevan a cruzar la pista de Ademuz cerca del hospital de rehabilitación de Levante.

Poco después, ya en la Cañada, nos metemos en el monte. Un sinfín de sendas y caminos pedregosos recorren la pinada de la Vallesa. La ruta se mueve sin un rumbo claro entre ellos, disfrutando del entorno y alargando el momento.

Luego ya, otra vez toca callejear entre urbanizaciones hasta la estación de la Cañada. Aquí cogemos el carril bici de Fuente del Jarro hasta llegar a Paterna.

Antes de entrar en Paterna nos desviamos a buscar la ruta del parque fluvial, también conocida como la polvorosa, hasta llegar al parque de cabecera. Harto ya de este camino del Turia que se me hace pesado, he preferido salir a recorrer la ciudad por los sinuosos carriles bici de Campanar.

Finalmente, a la altura de la avda. Pío XII nos metemos otra vez en el río. Seguimos su carril bici hasta el puente de Serranos donde las majestuosas Torres nos sirven de pancarta de meta.

Valencia circular por l’Horta Nord / Moncada

Una vuelta en bici divertida.
Salimos de la Plaza dels Furs, detrás de las torres de Serrano, para ir a buscar el carril bici de la Avda. de Burjasot. A la altura de la estación del empalme salimos a la huerta y continuamos enlazando caminales estrechos paralelos a las vías del metro.

La ciudad, muy próxima a nuestra izquierda, a la derecha las vistas abiertas de los campos de huerta. Bordeando Burjassot y Godella llegamos a Rocafort y Massarrojos.

Entramos en zona urbana periférica hasta la Ermita de Sta. Bárbara a las afueras de Montcada. Aquí empieza un tramo excitante de pistas de tierra enrevesadas que hará las delicias de los jóvenes principiantes.

Pasamos muy cerca del yacimiento arqueológico del Tos Pelat por si queréis echar un vistazo justo antes de empezar a volver por Campolivar.

Callejeamos por Godella y Burjassot antes de entrar a Valencia y volver al punto de partida.

Valencia circular por l’Horta Nord / Massamagrell

Rodando por caminitos entre cultivos huertanos.

Una vuelta en bici llana, enlazando caminitos de huerta de tierra y asfalto, es lo que propone esta bici-ruta. Ideal si se quiere hacer con niños o principiantes porque los caminos de ida y vuelta discurren bastante paralelos. De esta forma, si queremos acortarla, podemos enlazar en muchos puntos el track de vuelta a Valencia.

Salimos de la Plaza dels Furs, detrás de las torres de Serrano. Entramos en la huerta ya en la rotonda de Alfauir de la ronda norte. Por caminos estrechos llegamos a Tabernes Blanques y vamos a buscar el Carraixet. A la altura de Carpesa cruzamos el barranco y entramos en Bonrepós. Una delicia de caminos nos lleva en dirección a Vinalesa.

Enlazando más y más estrechos caminos de huerta, con la Calderona en el horizonte, llegamos a Massamagrell. De allí, volvemos disfrutando del paseo un poco en bajada hasta cruzar el Carraixet de nuevo antes de Vinalesa. Por Carpesa y Borbotó llegamos a Valencia y por carriles bici hasta el punto de partida en la Plaza dels Furs.

Circuito metropolitano de l’Horta

Una ronda en bici para la ciudad de Valencia.

Estamos a la espera de que se concrete el prometido Anillo Verde Metropolitano de Valencia. Mientras tanto, me he permitido diseñar este itinerario circular. El recorrido enlaza diferentes pueblos del área metropolitana y algunos barrios de la fachada marítima de la ciudad.

Empezamos por visitar los barrios del Cabanyal y la Malvarrosa. Saldremos de la ciudad buscando Port Saplaya y nos adentraremos en la huerta en dirección al barrio Roca de Meliana. Conoceremos pueblos como Foios, Vinalesa, Moncada, Paterna, Manises, Quart de Poblet, Alaquàs, Picanya, Paiporta y Catarroja.

Como en todas mis rutas, esta procuro que discurra por caminos y carreteras con escaso tráfico. El reto es buscar una forma elegante de cruzar las diferentes infraestructuras viarias que salen radialmente de la ciudad, así como ríos y barrancos. Afortunadamente hay pasarelas peatonales que podemos utilizar y puentes que pese al tráfico disponen de un carril bici paralelo. El resto es buscar caminos de huerta que comunican los diferentes pueblos para hacer del itinerario un delicioso paseo en bici.

Cerramos el circuito por el Parque Natural de la Albufera hasta Pinedo. De allí, por el carril-bici del Saler, volvemos al punto de partida junto al Ágora y el puente del Assut d’or (El jamonero).

Valencia circular por l’Horta Sud / Picassent

Un recorrido en bici de naturaleza metropolitana.

En esta bici-ruta visitamos los centros peatonales de Picanya, Catarroja, Albal y Picassent. El enlace entre ellos lo hacemos por caminos de huerta sin tráfico.

Desde la plaza del Ayuntamiento vamos a buscar el carril bici de Torrent. Esta vez por un sitio diferente para dar variedad. Los caminos del sur están cerrados por el río nuevo y solo se puede cruzar en bici por tres puentes que disponen de carril bici: Pinedo, Picanya y Xirivella. Esto nos obliga a repetir principios y final de itinerario, pero siempre procuro que cada ruta sea diferente.

En Picanya nos salimos del Carril bici para visitar el centro urbano. Luego, hasta Catarroja os encantará el camino, rodeado de señoriales villas como villa Amparo.

Catarroja y Albal los callejeamos buscando sus centros históricos. Luego por Santa Ana llegamos a Picassent por caminos de huerta. De Picassent a Xirivella seguimos sin cruzarnos con nadie, a excepción de unos metros inevitables por la carretera que lleva a Turís, siempre con tráfico.

Entramos a Valencia por el carril del puente de Xirivella y por Mislata llegamos al centro de Valencia donde terminamos la ruta.

Valencia Circular – Vuelta a la Albufera

Un paseo en bici por la joya natural de la ciudad de Valencia

Esta bici-ruta nos lleva en su primer tramo por la playa de Pinedo a la pedanía de El Palmar. Utilizamos el conocido carril bici que une la ciudad con la playa y la Devesa del Saler. El último tramo no hay más remedio que hacerlo por una carretera estrecha, y a veces con tráfico. Es la única opción para llegar al Palmar y no hay otra alternativa con puente para atravesar las “golas”.

El Palmar es el pueblo más representativo del parque natural de la Albufera. Un sitio clásico para comer un buen arroz o dar un paseo en barca por el lago.

Dejamos el Palmar atrás para adentrarnos en los arrozales que cubren la mayor extensión del Parque Natural. Seguimos por estrechos caminos, en primavera entre espejos de agua de los campos inundados, hasta que a la altura de Sollana tomamos dirección a Valencia.

Pasamos por el Puerto de Catarroja, con restaurantes especializados en platos típicos como la paella o el “Allipebre”. Por caminos de Castellar volvemos a Pinedo y de allí, retomando el carril bici del Saler regresamos al punto de partida en la rotonda de la Luna.

Valencia circular por Sierra Perenchiza

El reto ciclista más cercano a la ciudad.

Hacia el Oeste de la ciudad de Valencia tenemos una elevación importante (326 m.s.n.m.) aislada en medio de la llanura. Tanto es así que su cima ha sido aprovechada para instalar dos grandes grupos de antenas repetidoras. La subida a las antenas de Cumbres de Calicanto se ha convertido en un clásico del ciclismo urbano.

En esta bici-ruta enlazamos Valencia con Torrente evitando el concurrido y conocido carril bici de Picaña. Luego haremos la parada típica en el bar la Curra para afrontar la subida con fuerzas renovadas.

La recompensa al esfuerzo de la exigente subida son unas vistas impresionantes de 360º. La más vistosa sobre la plana de Valencia con la ciudad y el mar al fondo. Bajamos por el otro lado de la sierra Perenchiza para hacer una parada estratégica en otro bar clásico de la ruta, el Tono.

La vuelta la haremos por pistas buenas y caminos estrechos, pero rectos como un hilo en dirección a Aldaia y Alaquas. Entraremos en Valencia cruzando el río nuevo por el carril -bici que va a parar a la Avda. del Cid. Seguimos por carriles bici y ciclo calles hasta llegar al punto de início en la puerta del ayuntamiento de Valencia.

Mapa rutas temáticas
La Valencia de naturaleza urbana La Valencia tradicional La Valencia Modernista

La Valencia de naturaleza urbana

Bici-ruta urbana de parques y jardines.

Visitar los parques y jardines más emblemáticos de la ciudad de Valencia es el pretexto para componer una ruta urbana de 47 Km que discurre íntegramente por carriles-bici y ciclo-calles. Además de espacios naturales de sorprendente belleza, conoceremos barrios del centro histórico como El Carmen, Nou Moles y Russafa, así como otros más periféricos como pueden ser los de Burjassot, Patraix, Benicalap, Marxalenes o Orriols.

Empezamos con el recorrido integral del jardín lineal del Turia, desde su desembocadura al parque de cabecera. Es el mayor jardín netamente urbano de España, con una longitud muy próxima a los 10 kilómetros. Un hermoso carril-bici serpentea entre los árboles integrándonos en el paisaje.

Pero nuestro deambular no acaba allí. Circulando de forma sosegada con nuestra bici, vamos a visitar una veintena de espacios naturales repartidos por toda la ciudad. Son parques y jardines de gran tamaño, en los que es posible olvidarse de que nos hayamos en una moderna y pujante metrópoli llamada València.

Vamos a visitar:

Jardín lineal del Turia y parque de Cabecera.
Jardín del Polifilo
Parque de la Granja y la Dehesa del Castell en Burjassot.
Parques municipales de Benicalp, Marxalenes y Orriols.
Jardín de Viveros.
Los jardines de Monforte
Parque Nou Campus.
Jardín de Ayora
Parque Manuel Granero y parque central en Russafa.
Jardín de la Rambleta.
Parques Enrique Granados y Oeste en Patraix
Jardín Botánico y el Jardín de les Hespérides.
La Glorieta y el Parterre.
La ciudad de las Artes y las Ciencias
Me ha encantado recorrer estos islotes de naturaleza en medio de la ciudad, descubrir rincones recoletos de una belleza artificialmente natural, escapar por momentos del ruido y del ajetreo, sentarme a descansar a la sombra de árboles centenarios escuchando el viento que agita sus hojas, el canto de los pájaros o el rumor del agua de fuentes cercanas.

La Valencia tradicional

La Valencia que de niños descubrimos.

Mis primeras incursiones en la ciudad, en aquella lejana pubertad, fueron por mi Canyamelar natal y los poblados marítimos. Poco a poco, mi radio se fue ampliando a algunas zonas de huerta. Cursé la EGB en un colegio de la calle Alboraya y al terminar las clases me adentraba en solitario por Ciutat Vella.

He querido recoger en este nostálgico viaje aquellos paisajes que quedaron grabados en mi mente de niño. Un chaval al que ya entonces le gustaba explorar y orientarse por intuición.

Recorreremos rincones sorprendentes del barrio del Carmen y Velluters. Pasaremos por Russafa de camino a los poblados marítimos: La punta, Nazaret, el Grao, Cabanyal y Malvarrosa. Saldremos a la huerta en Alboraya, y por Bonrepós llegaremos a Godella.

Y otra vuelta al pasado para mí: Cuando estudié en Godella ya iba y venía cada día con mi Vespino, y mi radio de acción se ampliaba. Volveremos callejeando por Burjassot, Benicalap, Torrefiel y Orriols hasta el punto de partida en la plaza dels Furs.

La Valencia Modernista

La herencia valenciana de Gaudí
El modernismo es un estilo artístico y arquitectónico que surge en toda Europa derivado del optimismo de una clase burguesa enriquecida por los avances de la revolución industrial. Se da mucha importancia a la estética y aprovecha los novedosos procesos industriales para introducir elementos como la forja, la cerámica y el mosaico en sus creaciones.

Proveniente del estilo neo-gótico, el arquitecto Antoni Gaudí, es el máximo exponente del modernismo. Paralelamente, inspirado en el pujante modernismo catalán, se desarrolla en Valencia un modernismo con tintes propios.

Es una ruta pensada para hacerla un domingo temprano, mientras la ciudad duerme y las calles están vacías. Esta bici-ruta quiere resaltar la impresión que produce el diseño urbano de principios del siglo XX en su conjunto, y ofrecer un ritmo pausado para contemplar las fachadas y las calles. Es una ruta contemplativa y sensorial, pensada para recorrerla despacio, parándose a apreciar los detalles de una arquitectura minimalista.

Rutas por los alrededores de la ciudad de Valencia.

Rutas que exploran las ciudades y parajes del área metropolitana de Valencia.

Rutas temáticas urbanas.

Llevo muchos años recorriendo en bici parajes naturales increíbles lejos de la ciudad. Pero la denostada ciudad de la que todo el mundo huye ofrece innumerables puntos de interés dignos de orgullo y admiración.

Rutas para pasear en bici con niños y para ciclistas ocasionales.

Una ciudad como Valencia tiene, como todas, una serie de puntos neurálgicos conocidos por la mayoría de sus habitantes. También un ecosistema de barrios, pueblos periféricos y rincones escondidos. Quizás no son tan célebres, pero cuentan con historia y encanto en muchos casos sorprendente.

Los posibles itinerarios para explorarla son infinitos y cambiantes según la época del año y la hora del día. Por poner un ejemplo, yo no recomendaría pasear por el barrio del Carmen un sábado por la tarde sorteando viandantes, pero un domingo a las ocho de la mañana es una auténtica delicia. Hacer estos recorridos por la noche, especialmente en verano, es una forma sorprendente de disfrutarlos.

Glosario de rutas Urbanas y Metropolitanas