Una ciudad de dimensiones humanas

Valencia es una ciudad cuyo clima y orografía se consideran ideales para circular en bicicleta. La huerta circundante y su línea costera enmarcan un espacio metropolitano de alto valor paisajista.

Llevo muchos años recorriendo en bici parajes naturales increíbles lejos de la ciudad. Pero la denostada ciudad de la que todo el mundo huye, ofrece innumerables puntos de interés dignos de orgullo y admiración.

Una ciudad como Valencia tiene, como todas, una serie de puntos neurálgicos conocidos por la mayoría de sus habitantes. También un ecosistema de barrios, pueblos periféricos y rincones escondidos. Quizás no son tan célebres, pero cuentan con historia y encanto en muchos casos sorprendente.

Rutas para pasear en bici con niños y para ciclistas ocasionales.

Los posibles itinerarios para explorarla son infinitos y cambiantes según la época del año y la hora del día. Por poner un ejemplo, yo no recomendaría pasear por el barrio del Carmen un sábado por la tarde sorteando viandantes, pero un domingo a las ocho de la mañana es una auténtica delicia.

Hacer estos recorridos por la noche, especialmente en verano, es una forma sorprendente de disfrutarlos.

Selecciona tu ruta

Circuito metropolitano de l’Horta - 53,2 Km Ciutat Vella y fachada marítima, circular - 28,7 Km Valencia circular por Pinedo, Pto. de Catarroja y Paiporta - 29,7 Km De Valencia a Vinalesa por “camins de l’Hota Nord” - 9,7 Km De Valencia a Mas Camarena - 8,6 Km De Valencia a la Cañada por Paterna - 13,3 Km De Valencia al Palmar por la Dehesa - 18,8 Km Integral de parques y jardines de valencia – parte 1 - 17,4 Km Integral de parques y jardines de valencia – parte 2 - 25,4 Km

Circular por carril bici permite desplazarse de un punto a otro sin los peligros del tráfico y pasear sin prisas. Podemos mirar en todas direcciones y visitar jardines urbanos y recoletas plazas.

El placer de perderse en bici por las calles de sus barrios históricos, parar un momento a contemplar lo que nos llama la atención o conocer al paso su paisaje humano y vital.

Ni siquiera es necesario tener bici. La ciudad ofrece infinidad de tiendas de alquiler por horas y un servicio municipal como Valenbici que permite a cualquiera, residentes y foráneos, disfrutar del paseo con un coste muy bajo.

Un agradable paseo en bici por l’Horta Nord. Salimos de la ciudad a la altura de Alboraya y nos adentramos inmediatamente en la huerta para circular por sus sinuosos caminos hasta la vuelta.
Una vuelta corta pero excitante, ideal para iniciar a adolescentes. Primero por la huerta, luego un poco de monte. Seguimos por los casoplones de Campolivar y volvemos a Valencia callejeando por Godella y Burjassot.
Una vuelta en bici hacia el interior salvaje de la comarca de l’Horta Nord. La Vallesa es una gran extensión de pinada cerca de la Cañada, el último reducto natural del área metropolitana.
Esta podría ser la bici-ruta examen para cualquier ciclo-excursionista que se precie; la escalada a las antenas de Calicanto. Las vistas desde arriba bien merecen el esfuerzo.
Vamos hasta el Palmar por la Devesa del Saler y volvemos por Sollana, Silla y el puerto de Catarroja. Está clásica vuelta al lago de la Albufera es privilegio para los ciclistas valencianos.
En los poblados del área metropolitana de l’Horta Sud se concentra mucha industria. Repleto de polígonos, está surcado de autopistas y vías de tren. Y sin embargo se puede recorrer ajeno a todo ello, como si estuviéramos en plena naturaleza.
Hay barrios de la ciudad grabados en la memoria colectiva de los valencianos: El Carmen, Velluters y Russafa por el centro, y Benicalap, Torrefiel y Orriols en las afueras. Completamos este viaje al pasado por los poblados marítimos y la huerta entre Alboraya y Godella.

Glosario de rutas