Explorando con eBike el parque natural y sus fuentes.

Mapa de rutas

En el mapa de rutas, pulsa sobre cada chincheta para desplegar una descripción y los detalles.

Más abajo encontraras todas las fichas técnicas numeradas. Pulsando sobre el título de la ruta en la ficha accederás a la entrada correspondiente. También puedes acceder directamente al enlace de Wikiloc o abrir el mapa en Google Maps.

Mapa de rutas eBTT Espadán
Ruta 1 - Viver circular por El Toro y fuentes del Palancia Ruta 2 - Matet circular por Ayodar y Villamalur Ruta 3 - De Soneja a Nules por Almedijar, Eslida y Peñas Aragonesas Ruta 4 - Vall d’Uixó circular por la Dehesa, Azuebar y Alfondeguilla Ruta 5 - Montanejos circular por Montán, Pina y presa de Arenoso

Ruta 1 - Viver circular por El Toro y fuentes del Palancia

Las estribaciones de la meseta castellana.

Esta ruta nos lleva por algunos rincones sorprendentes del Alto Palancia. El primero el manantial de la fuente de San Miguel y después los Ojos del Prao: unas dolinas naturales por donde nos asomamos a ver correr un río subterráneo.

De allí, accedemos a la Vía Verde de Ojos Negros y la recorremos en sentido ascendente durante un rato. Anibal prefirió subir al alto de Barracas por el antiguo puerto del Ragudo, en desuso actualmente. El motivo, además de unas vistas mucho mejores que las de la VV, es que permite recorrer una zona de modernos generadores eólicos.

Como modernos Don Quijotes montados sobre nuestros Rocinantes mecánicos desafiamos a los gigantescos molinos en el Alto de Barracas.

Después de zafarnos de nuestros enormes enemigos, cruzaremos la VV y continuamos por una desolada altiplanicie en dirección a El Toro. Aprovechamos para almorzar aquí, a mitad de ruta, puesto que ya no veremos tierra habitada hasta Viver.

Salimos del altiplano y bajamos por un precioso valle en busca de las fuentes del Palancia. Yo le he quitado el tramo de ida y vuelta a la fuente de los Cloticos para no alargar demasiado la ruta pero, si queremos, podemos acercarnos.

Un par de kilómetros antes de llegar al paraje de los Cloticos, nos desviaremos por un camino de tierra para ascender la ladera del valle. Una vez arriba, recorreremos unos kilómetros entre la pinada por la base de los riscales de la meseta. Luego, una enlazada de caminos agrícolas nos llevará de vuelta a Viver.

Ruta 2 - Matet circular por Ayodar y Villamalur

Para darle sentido a la bici eléctrica de montaña.

Un pueblito de montaña, arreglado con coquetería, acoge el inicio y final de esta ruta. Matet es la puerta de entrada de la sierra Espadán. Saliendo por su puerta trasera, entramos en un mundo diferente, de una naturaleza deslumbrante.

Empezamos ascendiendo por la carreterita que une Matet y Villamalur, por la que luego regresaremos. Pronto nos desviamos por un pequeño valle. Rodamos por una vieja carreterita no más ancha que una pista. Justo cuando el camino empieza a ascender se acaba el gastado asfalto.

Este primer ascenso es muy duro y cuando llegamos arriba nos sorprende una vista del Penyagolosa que emociona.

Empezamos aquí una larga bajada por una pista de fina tierra compactada que es una verdadera delicia. El camino se asoma a un valle en el que destaca y da perspectiva la localidad de Torralba del Pinar, un pequeño pueblo encaramado en un risco. No lo vamos a visitar, continuamos adelante recorriendo un estrecho valle hasta Ayodar.

En Ayodar encontramos el mesón La Torre, un buen sitio para almorzar con una espectacular terraza sobre el río.

Tras el refrigerio y un paseo por el pueblo continuamos camino. Ascendemos enlazando pistas que nos llevan por otra zona boscosa de alto valor ecológico camino de Villamalur. Tras la consabida visita turística por el pueblo, partimos por la coqueta carreterita que lo une con Matet.

Una estrecha y revirada carretera salva un collado. El paisaje es increíble e incluso nos permitimos un pequeño desvío de ida y vuelta por una pista entre árboles. Luego seguimos camino de Matet.

Ruta 3 - De Soneja a Nules por Almedijar, Eslida y Peñas Aragonesas

Un recorrido en eBike por lo más representativo del Espadán.

Partiendo de la estación de tren de Soneja, esta bici-ruta va a recorrer lo más significativo del P.N. del Espadán: El barranco de la Mosquera y la ladera sur del Pico Batalla. Cruzaremos la sierra por el puerto de Eslida, a cuya cima llegamos por una pista forestal que recorre la ladera sur a media altura, y ofrece unas vistas espectaculares sobre el valle del Palancia.

Descenderemos a toda velocidad por la sinuosa carretera que lleva a Eslida, un precioso pueblo cuyas calles empinadas y reviradas son todo un reto del descenso. Nos dirigiremos, después de comer en el mítico bar Paquita, a la parte norte de la Sierra por el paso de las Peñas Aragonesas.

Al otro lado del desfiladero estaremos cerca de Onda pero no queremos ir allí. En cuanto salimos de la montaña y encontramos los primeros campos viramos hacia el mar en dirección a Betxí.

Camino de Nules subiremos a visitar la Ermita de San Antonio Abad, situada en un montículo en medio de los campos de cítricos. Las vistas desde arriba bien merecen la visita. Bajaremos por el otro lado y recorreremos por caminos entre los naranjos el último tramo hasta Nules.

Ruta 4 - Vall d’Uixó circular por la Dehesa, Azuebar y Alfondeguilla

Una ruta de media montaña.

Partiendo del parking de les coves de Sant Josep, en Vall de Uxó, recorreremos la zona baja del Espadán. Primero por caminos pecuarios, luego entre pinadas iremos ascendiendo hasta la laguna de la Dehesa de Soneja.

Esta microrreserva de flora y su entorno protegido bien merecen una visita. Llegamos por un enlace de pistas de tierra roja bien pisadas y definidas.

Bajamos por ellas hasta Azuebar y su bar piscina. Los fines de semana se llena de ciclistas de todas las edades y condición. Hay mucha afición en esta zona y se nota.

Los valles del Espadán solo tienen un itinerario posible, y los han convertido en carretera. No obstante, conseguimos sortearla casi toda por caminos de tierra entre campos. Al final por carretera solo hacemos unos pocos kilómetros que son inevitables.

Llegamos a Alfondeguilla, un pueblo alargado que recorremos por puro placer. A la salida, en lugar de ir directos a Vall de Uxó, damos un gran rodeo y una última subida fuerte. Quien quiera puede evitarla pero se perderá unas vistas impresionantes y una bajada de vértigo.

Ruta 5 - Montanejos circular por Montán, Pina y presa de Arenoso

Bici eléctrica por las puertas del Alto Mijares.

Se podría decir que el embalse de Arenoso separa el alto y bajo Mijares, el río que nace en la sierra de Gudar y desemboca cerca de Castellón. En la villa de Montanejos, al río se le une un afluente llamado Montán que da nombre a un hermoso pueblo y nace en sierra Espina. Vamos a recorrer con nuestra bici asistida esta zona que enmarca un recóndito altiplano.

Empezamos en Montanejos y cruzamos la ciudad para pasar el río Montán por un antiguo puente de piedra por el que no cabe un coche. Remontar el río hasta el pueblo de Montán es lo que hace la carretera. Para evitarla damos un pequeño rodeo por pistas de tierra que discurren por valles laterales.

En Montán empieza la verdadera subida a sierra Espina, muy reconocible por su monte cónico en cuya cumbre hay instaladas antenas repetidoras. Es una ascensión larga, con desniveles en ocasiones superiores al diez por cien, así que “xano, xano” como decimos en Valencia. El paisaje boscoso y las vistas aéreas que vamos descubriendo merecen la pena.

Me sorprendió la abundancia de robles, un árbol super explotado por su madera y que poco a poco se va recuperando en el bosque mediterráneo. Cuando llegamos a Pina de Montalgrao, después de veinticinco kilómetros de más subidas que bajadas, se agradece que en la plaza haya un bar que nos atienda.

Una vez recuperados, pasamos una pequeña ladera boscosa que enmarca el altiplano de Fuente la Reina. Vamos a recorrer durante bastantes kilómetros intentando mantener altura este amplio paraje rodeado de montañas. Buscaremos un bosquecillo de robles formado por brazos renacidos de antiguos muñones de troncos talados.

Pasamos por la aldea de los Calpes y bajamos con la vista puesta en el pantano de Arenoso hasta su presa. De aquí, si estamos cansados, no queda lejos Montanejos bajando por carretera. Yo he preferido completar la ruta visitando una pinada por la ladera contraria, aunque eso implica volver a subir para luego bajar a Montanejos por otros valles laterales.

Relación de todas las bici-rutas de esta zona


Selecciona tu ruta

Ruta 1
Ruta 2
Ruta 3
Ruta 4
Ruta 5