Castelló circular por Oropesa y el Desert de les Palmes

publicado en: eBTT | 0

En eBike al pico Bartolo

Recorremos la costa de Castellón en dirección a Oropesa con la vista puesta en el desierto de las Palmas. Subiremos al Bartolo para ver la comarca de la Plana y su costa desde arriba, disfrutando una panorámica que corta el hipo.

Descripción de la ruta y enlace de descarga

Cómo descargar la ruta en el navegador 

Planifica tu salida – Horarios Rodalies València

Una ruta e-MTB por el Desert de les Palmes en Castelló.

Esta ruta circular empieza y termina en la estación de trenes de Castelló. Tanto si vamos en tren o en coche, nuestro objetivo es recorrer la costa hasta Benicassim y Oropesa para luego volver por la parte alta del Desert de les Palmes.

Advierto de antemano que los primeros veinticinco kilómetros serán un poco aburridos para los amantes de las emociones fuertes. Lo disfrutarán quienes aprecien las vistas marítimas y las playas. Exceptuando un tramo por la marjal, el resto es todo asfalto por caminos de huerta, carriles bici y la conocida V.V. de la Renegá hasta Oropesa.

Luego la cosa se anima, y mucho, cuando damos la vuelta por detrás del precioso risco de “Les agulles de Santa Águeda” y entramos en terreno montañoso. Nos esperan pistas forestales y un tramo de unos cuantos kilómetros muy técnicos por sendas rotas y trialeras. Luego, seguimos echando mano de nuestra ayuda eléctrica para subir al pico Bartolo (739 m) desde casi el nivel del mar.

Las vistas desde arriba, con una panorámica completa de la comarca de la Plana y la costa del Azahar curará todos nuestros males.

Y que decir de la bajada por pista hasta volver al nivel del mar. Con la vista puesta todo el rato en la ciudad de Castellón y su Grao, vamos descendiendo a tumba abierta por las laderas del Desert.

Por cierto, por si no lo sabías, el “Desert de les Palmes” no es un desierto ni mucho menos, es la forma en que los monjes Carmelitas nombraban las zonas despobladas donde establecían sus lugares de retiro y meditación. Fueron ellos los que dieron nombre a este vergel, aunque algo castigado por incendios, que se asoma al mar desde las alturas.

Detalles del trazado.

De Castelló a Oropesa

Empezamos en las inmediaciones de la estación de tren. Si preferimos ir en coche, por allí se puede aparcar con facilidad. Un carril-bici cruzando el parque Ribalta nos deja en el mismo centro de la ciudad y luego nos desviamos por avenidas y callejas buscando la salida. El santuario de la virgen del Lledó, ya en las afueras, es el punto desde el que empezamos a rodar por los campos de la plana en dirección norte.

Enlazando caminos llegamos a una zona de marjal que solo podremos hacer si no ha llovido recientemente porque se acumulan barros y charcos. El inicio de está zona está indicado con un Waypoint y, si no queremos meternos, la alternativa es seguir por el carril-bici en dirección al mar hasta el primer desvío asfaltado que sale a la izquierda. Poco más adelante retomaremos el track.

Vamos en dirección a las primeras urbanizaciones de edificios de apartamentos de la playa de Benicassim. Al llegar, el track nos lleva a buscar el carril bici del inicio de la VV de la Renegá, por la parte alta del pueblo. Una alternativa que podemos tomar cuando llegamos a la playa de Benicasim es bajar al paseo marítimo y seguir el carril-bici de la costa y el paseo marítimo hasta el hotel Voramar.

La espectacular V.V. del Mar que nos lleva por la Renegá hasta Oropesa es la única opción aquí. Muy utilizada por ciclistas y senderistas, cuenta con unas vistas espectaculares de esta abrupta zona de costa.

Subida al Bartolo

La ruta por Oropesa también la llevo por el interior pensando que en verano puede estar prohibido circular por el paseo marítimo. Cada cual es libre de ir si quiere pegado al mar y al final llegar al centro de la Villa donde empieza el verdadero trazado e-BTT.

Primero tenemos que cruzar las autopistas y carreteras de la costa por caminos estrechos pero asfaltados hasta que giramos al interior siguiendo el “camí del barranc Negre”. Por aquí empezamos a volver hacia el Sur, remontando un Valle entre “les Agulles de Santa Águeda y el Desert de les Palmes.

Agulles de Santa Águeda desde abajo

Pronto nos desviamos para hacer un tramo de pista y luego otro tramo muy técnico por senda. Durante tres o cuatro kilómetros, los reguerones del agua, las piedras sueltas y el desnivel en subida complican y mucho este tramo. Los más hábiles beteteros podrán hacerlo sin poner pie a tierra, los menos diestros lo pasarán mal.

Salimos luego a un camino asfaltado antes de desviarnos hacia el Desert por pistas anchas y bien trazadas. El fuerte desnivel de subida hasta el pico Bartolo exigirán nuestras piernas y usarán una buena porción de carga de nuestras baterías.

Poco a poco, las agujas de Santa Águeda van quedando allí abajo y las vistas van ganado protagonismo.

Agulles de Santa Águeda con Benicassim y el mar al fondo

Llegando al Bartolo, reconocible todo el rato por sus antenas, damos la vuelta a la montaña y vemos el Pla de Cabanes presidido por el imponente Penyagolosa.

El Maestrat y el Penyagolosa
La bajada del Desert hasta Castelló.

Por fin llegamos a la cima y merece la pena disfrutar un buen rato de vistas tan espectaculares.

Panorámica desde el Bartolo

Las fotos no suelen hacer justicia a los paisajes, así que hay que hacer el esfuerzo de subir hasta aquí para disfrutarlos.

La otra recompensa es que nos espera una bajada espectacular por una pista al principio asfaltada y luego de tierra pisada. Al ser recta y despejada podemos coger velocidad. La ciudad de Castelló, su Grao y toda la Plana hasta Sagunto nos sirven de referencia.

Casi llegando abajo, haremos un par de kilómetros por la carretera principal del Desert en bajada. Los fines de semana puede haber tráfico pero los coches irán más despacio que nosotros.

Nos desviamos para hacer el último tramo por pistas y un trozo de senda para llegar al llano lejos del tráfico.

Estamos muy cerca ya de la ciudad y volvemos a cruzar las infraestructuras viarias por caminos locales. Un carril-bici nos lleva de vuelta a la estación dónde hemos empezado la ruta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *