Valencia circular por enclaves arqueológicos

publicado en: Periféricas | 0

Convirtiéndonos en bici-exploradores.

Vuelta en bicicleta por alguno de los asentamientos prehistóricos más relevantes, así como otros puntos de interés histórico. Conoceremos los yacimientos de la Lloma de Betxí en la Vallesa, l’Horta Vella en Bétera y el Tòs Pelat en Moncada. No será un camino fácil, enlazaremos estos enclaves por sendas pedregosas haciendo honor a nuestra condición de aventureros intrépidos.

Ficha técnica con enlace de descarga del track y descripción de la ruta.

Cómo descargar la ruta en el navegador 

Los enclaves arqueológicos cercanos

Una vuelta impresionante y cargada de cultura, que discurre casi en su totalidad por el área metropolitana Valencia.

Lo primero será pasar por el museo arqueológico en la plaza de l’Almoina. El único objetivo es mostrar dónde está, por si tenemos la curiosidad de visitarlo. También recorreremos el barrio de les Coves de Paterna, un lugar todavía habitado al estilo de los antiguos asentamientos naturales.

Siguiendo el track por carriles bici, caminos locales y algunas sendas, esta bici-ruta nos llevará a conocer y ubicar, además, estos enclaves arqueológicos:

  • La Lloma de Betxí en la Vallesa. Yacimiento de la edad del bronce. El poblado estuvo estratégicamente situado sobre un cerro a 30 m. Es visitable de forma libre y sin restricciones. Podemos dejar las bicis abajo y subir a verlo andando.
  • L’Horta Vella en Bétera. Se trata de una antigua villa romana del siglo I dC. el recinto está cerrado pero se puede ver desde fuera.
  • El Tòs Pelat en Moncada. Se trata de un poblado ibérico que data del siglo IV a.C. Está muy restaurado. Normalmente cerrado al público, aunque se puede ver su estructura urbana desde la detrás de la valla.

En cada uno de estos yacimientos encontrareis carteles informativos que os explicarán el contexto.

Descripción del itinerario

Un paseo en bici por la historia

En esta ocasión empezamos esta bici-aventura en la mítica plaça dels Furs, a espaldas de las torres de Serrano. No me resisto a una breve visita al museo arqueológico de la plaza de la Almoina, al menos para ubicarlo. Salimos de la ciudad atravesando barrios históricos como el Carmen y Campanar.

El Barrio de «les coves» y la Torre en Paterna

Por caminos de huerta llegaremos a Paterna. En Paterna encontramos algo parecido a un enclave arqueológico, aunque habitado en la actualidad. «Les coves del Batá» y «les coves de la Torre» son de origen morisco, pero la mayor parte se excavaron en el siglo XIX. Tanto la Torre como las cuevas están declaradas Bien de Interés Cultural.

Saldremos de Paterna procurando evitar el polígono industrial de Fuente del Jarro para cruzar el ByPass y meternos de lleno en la zona residencial de la Cañada. Se terminan los chalets y nos adentramos en la Vallesa, una zona boscosa muy cercana a Valencia. Recorreremos senderos y caminos de tierra entre sus pinos.

La Lloma de Betxí

Un poco escondida en medio de pinares encontramos este enclave en lo alto de un cerro. Habrá que dejar las bicis abajo y subir andando. Se están reconstruyendo los muros que albergaban las viviendas y es digno de visitar.

Después de esta visita, seguimos por caminos y senderos. Investigando la zona encontré muchos caminos que terminaban en un portón cerrado. Es la finca del Conde de Trenor, un anacronismo difícil de entender ya que ocupa gran parte de un espacio natural que debería ser público. Las posesiones del conde Enrique Trenor en la Vallesa están valladas y no se puede acceder, pero he buscado un camino y sendero que bordean su finca. El campo de Golf del Escorpión también se interpone y nos impide llegar directos a Bétera. Retrocedemos un poco hacia Mas Camarena para bordearlo.

De Más Camarena llegamos a Bétera por preciosos caminos de tierra y cruzamos el pueblo por las afueras. Cruzamos las vías de metro por un paso peatonal y continuamos por pistas de tierra hasta el segundo enclave. El yacimiento de L’Horta Vella, que data de la época romana y visigoda. También pasaremos cerca de la Torre Bofilla de origen Árabe.

L’Horta Vella

El yacimiento de L’Horta Vella, que data de la época romana y visigoda, está muy cerca de Bétera. No es muy grande y se ve bien desde el cercado que lo protege. También pasaremos cerca de la Torre Bofilla de origen Árabe.

El Tos Pelat

Es el yacimiento más espectacular y cuya restauración está más avanzada. Se trata de un poblado ibérico amurallado. Creedme si os digo que esta bici-ruta es toda una aventura. Para llegar hasta aquí, iremos buscando pasos imprevistos, atravesando masías particulares que están obligadas a permitir el paso y saltando las vías del metro por sitios dónde no hay paso a nivel. Mucho cuidado, por favor.

Terminando ya la ruta, pasaremos por Moncada, pero no ha acabado la emoción de un camino lleno de vicisitudes. Cruzamos Moncada y llegamos a Borbotó por caminos de huerta y conseguimos entrar en Valencia

Ya en la ciudad, circulando por carriles-bici que discurren por los barrios de Marxalenes y Xerea, entramos en el jardín de Viveros para visitar el último de nuestros enclaves arqueológicos: El palacio Real de los reyes de Taifa, de origen musulmán y que data del siglo XI. Ya solo nos queda volver al punto de partida en la Plaça dels Furs si queremos completar esta ruta circular.

Son muchas las ruinas y excavaciones que hemos visitado. Ha sido un breve paseo por la historia de Valencia y toda una aventura poder enlazar los principales yacimientos arqueológicos por caminos rebuscados y serpenteantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *